Hace poco me encontré esta información entre mis antiguos apuntes de proyecto tesis, y aunque no tengo su fuente original completa se me hizo muy interesante para compartir:

FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA: QUÉ ES, EN QUÉ CONSISTE

La fundamentación teórica de una tesis, es el estudio profundo del tema en cuestión a través de la indagación bibliográfica de lo que sobre él se ha escrito con rigor científico y la consecuente estructuración lógica del material y el análisis crítico del mismo. Ésta es ante todo un trabajo de investigación.

Puede decirse también, que la fundamentación teórica de una tesis, es el tratamiento conceptual del tema, que se plantea con el objeto de dar unidad, coherencia y consistencia a los postulados y principios de los que parte el investigador, éste desglosa, desarrolla, analiza y define el asunto o problema de estudio desde determinado punto de vista, con base en datos acumulados en el transcurso de la investigación bibliográfica.

De la fundamentación teórica depende la precisión de los valores, principios éticos, posiciones filosóficas, la visión del hombre y de la vida sobre lo que se basa el investigador, así como los postulados científicos y técnicos con los que construye el tema.

Debido a que la fundamentación teórica de una tesis es como se ha dicho, el tratamiento conceptual del tema, y no únicamente, un conjunto de conceptos estáticos de los que se parte para la verdadera investigación, se considera más propio el término de "fundamentación" teórica que el de "marco" teórico.

QUÉ DIFERENCIA EXISTE ENTRE MARCO TEÓRICO Y MARCO DE REFERENCIA

En el ámbito de la investigación, suele distinguirse el "marco teórico conceptual" y el "marco de referencia", como base sobre la cual se fundamenta o establece la investigación.

El marco teórico define al asunto o problema de estudio, habitualmente desde determinada escuela, corriente o teoría.

Los conceptos relacionados al tema se manejan a la luz de la corriente elegida, llegando con ello al establecimiento de definiciones conceptuales y operacionales. Las primeras se obtienen de los textos y  segundas pueden construirse o adaptarse de otras conocidas, de acuerdo con las necesidades del trabajo. 1

El marco de referencia ubica el asunto o problema de estudio dentro de una óptica (personal y profesional) y dentro de un momento histórico, constituyen los límites dentro de los que se desenvuelve la investigación.2

1 Cfr., G. Baena Paz, Instrumentos de investigación, pág. 22.

2 Cfr. ibidem, pág. 21.

Por lo que se refiere a una tesis de pedagogía, lo que corresponde al "marco teórico" forma parte de la fundamentación teórica aunque no necesariamente restringido a una sola escuela, corriente o teoría (conceptualización), y lo relativo al "marco de referencia" de hecho está presente en la introducción, y desde luego en el análisis crítico de los conceptos, que forman parte del fundamento teórico (contextualización).

Sin embargo, si en algún momento se considera conveniente la existencia explícita de un marco de referencia en el trabajo de tesis, puede incluirse como tal, formando parte de la fundamentación teórica como un apartado más.

CÓMO ESTRUCTURAR LA FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA

La fundamentación teórica se constituye básicamente con elementos proporcionados por:

a) El planteamiento del asunto o problema de estudio.

b) Los principios o postulados de las teorías que van a servir de sustento a la investigación.

c) El desarrollo de los conceptos desarrollados, y de las implicaciones teóricas y metodologías que derivan de los mismos, de tal manera que se defina la postura de quien investiga y se tenga claridad en cuanto a los alcances y limitaciones de la propia investigación.

El tratamiento formal de los conceptos supone la consideración de los antecedentes, consecuencias, relaciones e implicaciones correspondientes, a través de análisis y síntesis personal.

El punto de partida de la estructuración de la fundamentación teórica es el establecimiento de un esquema temático lógico y suficientemente desglosado; aunque evidentemente éste podrá tener cambios sobre la marcha de la propia investigación.

Sobre la base de un buen esquema temático (que puede constituir el índice tentativo de la tesis), la correcta construcción de la fundamentación teórica supone una serie de procedimientos lógicos bien determinados, técnicas precisas para recabar y clasificar la información, así como la previsión de las implicaciones prácticas (por ejemplo, la comprensión de determinados subtemas puede suponer la investigación previa de otros o requerir el estudio simultáneo de asunto colaterales).

Todo lo anterior supone la existencia de un plan de trabajo, que se desglosa en el proyecto de investigación y en el cual se formula claramente el asunto o problema por investigar se concretan la hipótesis de trabajo (muy importante en el caso de investigaciones de tipo experimental), se delimitan los objetivos de la tesis y se establecen las acciones que se van a seguir.

Con la finalidad de proporcionar una orientación práctica sobre como estructurar la fundamentación teórica, se sugiere seguir los siguientes pasos:

1. Elaborar un esquema temático de acuerdo con el objetivo general de la investigación. El esquema temático no se limita al enlistado de conceptos o asuntos por investigar, sino que supone su desglose y ordenación lógica.

2. Abocarse a la investigación bibliográfica, por bloques o apartados. En esta etapa es preciso tomar en cuenta lo siguiente:

a) Ocupar una selección bibliográfica cuidadosa y amplia.

b) Ceñirse con disciplina a lo que interesa directamente investigar.

c) Transcribir en fichas de investigación temática todos los conceptos y datos de interés recabados.

3. Clasificar y ordenar el material investigado. Para esta etapa resulta particularmente útil tener la información en fichas de trabajo.

4. Analizar el material investigado. Para esta etapa resulta particularmente útil tener la información en fichas de trabajo.

5. Estructurar y redactar la fundamentación teórica que se pretende. Hay que recordar, que la investigación escrita del tema supone el desarrollo, análisis, relación y juicio crítico de los conceptos, problemas o asuntos, para llegar en forma clara, a definiciones, ideas y postulados conceptuales propios.

RECOMENDACIONES

1. Desarrollar el tema sin la pretensión de agotarlo, pero profundizar suficientemente en función del objetivo general de la investigación.

2. No convertir la fundamentación teórica en un glosario. Es preciso insistir que un trabajo de tesis, la "parte fuerte" es precisamente el estudio y argumentación teórica del tema, base sobre la cual pueden desprenderse multitud de aplicaciones o implicaciones prácticas.

La sola recopilación de datos no desarrolla en ningún momento una teoría y la descripción llana de un fenómeno tampoco es significativa desde el punto de vista teórico; por lo que es necesario orientar la investigación a través de un juicio crítico, hacia concepciones más profundas y significativas, capaces de validar la importancia de los datos que se proporcionan y de sustentar determinadas posturas conceptuales.

3. Recordar que el valor del fundamento teórico no está tanto en su extensión cuanto en su profundidad, habrá que cuidar la validez científica de la bibliografía seleccionada, y la calidad del análisis y argumentación que se haga del material investigado. Todo cuanto se desarrolle en el fundamento teórico, ha de ser pertinente y significativo.

4. Seleccionar y analizar cuidadosamente las fuentes de información. Esto determina el valor de la investigación.

5. Por último, cabe resaltar, que el estilo literario juega un papel muy importante en el desarrollo de un tema por escrito; es imprescindible cuidar la unidad de las oraciones y párrafos, mediante relaciones coherentes, así como la claridad y el orden y precisión en el enunciado de los juicios y el uso de los conceptos.

Capítulo 4. Fundamentación teórica de una tesis.  Pág. 29-33.

Herrera López Adriana. Julio, 2011.